VISITE NUESTRO HOTEL BOUTIQUE EN SITGES
VISITE NUESTRA TIENDA DE ALQUILER DE BICICLETAS

Recomendar esta página en:

APARTAMENTOS

HOTEL

 Contacto

 BarcelonaGo Hotel & Apartments


Carrer Lepanto 143
08013 · 
Barcelona

CONTACTA CON NOSOTROS

 

Teléfono: 00 34 932317552

Fax: 00 34 932444366

Free Travel Guide to

  Barcelona


Contador de visitas

Catedral de La Sagrada Familia

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia es una iglesia monumental iniciada el 19 de marzo de 1882 a partir del proyecto del arquitecto diocesano Francisco de Paula del Villar (1828-1901). A finales de 1883, se encargó a Gaudí la continuación de las obras, labor que no abandonó hasta su muerte, en 1926. A partir de entonces, varios arquitectos han continuado la obra siguiendo la idea original de Gaudí.


El edificio está situado en el centro de Barcelona, y con los años se ha convertido en uno de los signos de identidad más universales de la ciudad y del país. Anualmente es visitado por millones de personas, y también son muchas las que estudian su contenido arquitectónico y religioso.

 

El templo siempre ha sido expiatorio; es decir, desde sus inicios, hace ahora más de 128 años, se construye a partir de donativos. En este sentido, el propio Gaudí dijo: «El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia lo hace el pueblo y se refleja en él. Es una obra que está en las manos de Dios y en la voluntad del pueblo.» La construcción continúa y se podría terminar durante el primer tercio del siglo xxi.

 

www.sagradafamilia.org

Acuarium de Barcelona

L’Aquàrium de Barcelona es el centro marino lúdico y educativo más importante del mundo en temática mediterránea. Un conjunto de 35 acuarios, 11.000 ejemplares de 450 especies diferentes, un túnel submarino de 80 metros, seis millones de litros de agua y un inmenso Oceanario, único en Europa, hacen de este centro un espectáculo único y una referencia de ocio que ya han visitado más de 14 millones de personas.

Inaugurado el 8 de septiembre de 1995, ha usado la tecnología de última generación para reproducir, lo más fielmente posible, los diferentes ambientes que presenta. El conjunto de las exposiciones que lo constituyen son: un recorrido por 21 acuarios que muestran las maravillas de las diferentes comunidades marinas del mar Mediterráneo (entre los cuales está el inmenso Oceanario) y de los coloridos mares tropicales; la exposición Planeta Aqua, y el espacio Explora!

L’Aquàrium de Barcelona pertenece al grupo Aspro, el operador con mayor número de parques y centros de ocio en Europa (www.aspro-ocio.com).

 

www.aquariumbcn.com

El Poble Espanyol

En el contexto histórico de la Dictadura de *Primo de Rivera y en el marco de la Exposición Internacional de 1929, se decidió la construcción de un Pueblo Español, que aconteció una síntesis de la arquitectura y la muestra artesanal de España. Tenía que ser derrocado al finalizar el acontecimiento, pero finalmente fue conservado, después del impacto que tuvo y de las múltiples voces que se pronunciaron contra su destrucción. Se proyectó que fuera un conjunto de bastimentos extraídos de la arquitectura popular española que serían incorporados en un tipo de collage. Los constructores del recinto, los arquitectos Ramon Reventós y Francesc *Folguera y los artistas Xavier Nogués y Miquel *Utrillo, pretendieron hacer un pueblo donde estarían reproducidos edificios representativos de las diferentes regiones de España.

Los cuatro profesionales realizaron diferentes viajes por la península para recoger material iconográfico. Durante el recorrido, hicieron centenares de fotografías, anotaciones, y dibujos que los permitieron escoger el que mejor se adaptaba a la idea que tenían que plasmar. En total, los “turistas” visitaron mil seiscientas poblaciones.

En el Pueblo no se pretendía reunir una colección de obras maestras de la arquitectura española, sino que se trataba de construir un recinto que fuera una síntesis de la España monumental. Era una manera de tener España en Cataluña.

En este sentido, el comentario, ya clásico, que interpreta el conjunto dándole una connotación política españolista, se fundamenta en la idea que sostiene que el Pueblo responde a la imagen extendida durante la Dictadura de *Primo de Rivera según la cual se pretendía que Cataluña estuviera implicada en la historia de España.

www.poble-espanyol.com

La Pedrera, Casa Milá de Antonio Gaudí

La Casa Milà, conocida también como La Pedrera, es un edificio diseñado y construido por el arquitecto Antoni Gaudí entre 1906 y 1910. Se localiza en el número 92 del Passeig de Gràcia, en el distrito del Eixample de Barcelona.

Fue edificada a petición del aristócrata Pere Milà Camps, un amigo de Batlló, que había quedado gratamente impresionado por la estética del proyecto de la casa Batlló, acabada en 1907 y ubicadai igualmente en el Paseo de Gracia. Pere Milá, que le dio nombre a la casa, contaba para financiar la construcción con la fortuna de su mujer, Roser Segimon i Artells, viuda del indiano Josep Guardiola. Pero hubo un conflicto con el pago a Gaudí, por lo que acabaron en pleito que ganó el arquitecto. Antoni Gaudí donó este dinero a una comunidad jesuita, subrayando que se había tratado de una cuestión de principios.

El edificio es una típica obra gaudiana, en la que existen muy pocas líneas o planos rectos, y en cambio numerosas curvas y redondas. Todo él está realizado en piedra natural, salvo en la parte superior que está cubierta de azulejos blancos. La combinación de la piedra y de estos azulejos blancos evoca una montaña nevada. En la azotea se encuentran grandes chimeneas, también cubiertas de azulejos blancos, de las que cada una es una figura diferente.

Las obras de la casa finalizaron en diciembre de 1910, pero se prescindió de los elementos religiosos proyectados, debido a los acontecimientos de la Semana Trágica. Fue la última construcción civil que realizó Gaudí. A partir de entonces, se centró en el proyecto de la Sagrada Familia.

En la actualidad el edificio es propiedad de una caja de ahorros, que lo mantiene en las debidas condiciones. La Casa Milá puede visitarse

Museo del F.C.Barcelona

El Museu del club azulgrana fue inaugurado el 24 de septiembre de 1984, supuso una inversión cercana a los 70 millones de pesetas y ocupó en un inicio un espacio de 950 metros cuadrados divididos en dos plantas. En 1987 sufrió la primera remodelación con la ampliación del fondo de arte pero fue en 1994 cuando creció de forma más sustancial, al duplicarse su antigua superficie e incluir novedades como, entre otras, el Centre de Documentació Barcelonista.

Hubo una tercera remodelación a lo largo de la temporada 1997-98, que amplió hasta 3.550 los metros cuadrados de la cada vez más ambiciosa obra y en la que se levantó una rampa que conectó el Museu con la Botiga. Además, el museo tiene en exposición permanente la Colección Futbolart, propiedad de Pablo Ornaque, y considerada una de las mejores colecciones privadas del mundo sobre el fútbol, con objetos de todo tipo, algunos de incalculable valor. Actualmente el Museu se divide en cuatro áreas: el museo histórico, el fondo de arte, la colección Futbolart y las exposiciones temporales.

Jaume Ramón (1984-1990), Roser Cabero (1990), Albert Pujol (1984-2006) y Jordi Penas (desde el año 2006 hasta la actualidad) han sido los directores que han llevado las riendas de la institución desde su apertura.

Ha cogido tal dimensión el Museu que durante los últimos años es el más visitado de Catalunya, por encima del Museo Dalí de Figueres y el Museo Picasso de Barcelona. A nivel estatal sólo le superan el Museo del Prado de Madrid y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

El Museo ofrece la posibilidad de una visita guiada que, además de la entrada al museo, permite visitar espacios normalmente restringidos al público. La visita guiada permite acceder al palco presidencial, de manera que cualquier visitante puede gozar de las espectaculares vistas del estadio del Camp Nou, sentado en la butaca presidencial, a los vestuarios, a las salas de prensa, y al propio césped del Camp Nou.

Además de los objetos relacionados con la historia del FC Barcelona, el Museo también cuenta con un fondo artístico con obras de temática deportiva de artistas de prestigio: Salvador Dalí, Joan Miró, Antoni Tàpies, José Segrelles o Josep María Subirachs.

El 7 de abril 2010 comienzan las obras de remodelación total del primer piso del Museo, la Zona Histórica, y de adecuación del itinerario del Tour. Las obras durarán hasta el 13 de junio 2010, día previsto para la inauguración del nuevo Museo del siglo XXI.

 

www.fcbarcelona.com

Zoológico de Barcelona

El Parque Zoológico de Barcelona es un zoológico situado en el Parque de la Ciudadela, en Barcelona. Se eligió su emplazamiento debido a que los edificios del parque estaban disponibles tras la Exposición Universal de Barcelona (1888). Fue inaugurado el día de la Mercè, patrona de Barcelona, del año 1892 y los primeros animales provenían de la colección privada que Lluís Martí i Codolar tenía en su finca llamada "La Granja Vieja", que estaba en Horta. Este donó los animales al Ayuntamiento de Barcelona, que aprobó su acomodo en los terrenos del Parque de la Ciudadela.

El Zoológico afirma tener tres objetivos: la conservación, la investigación y la educación.

El zoo de Barcelona cuenta con una de las colecciones de animales más importantes de Europa. Durante años, concretamente desde 1966 hasta el año 2003 la estrella del Zoo fue el famoso Copito de Nieve, único gorila albino conocido.

En 2008 se presentó un proyecto de reforma que incluía una plataforma marina. Sin embargo, a causa de la crisis económica, su inauguración se postergará hasta más adelante de 2015.

 

www.zoobarcelona.cat

Museo Picasso

El museo nació gracias a la idea de Jaime Sabartés, amigo personal y secretario de Pablo Picasso desde 1935. Sabartés donó a la ciudad su colección de obras del malagueño, las primeras con las que contó el museo. En 1968, al morir Sabartés, el propio Picasso entregó a la pinacoteca la serie de 58 cuadros sobre Las Meninas así como el retrato que había realizado a Jaume Sabartés en 1901. Además, se comprometió a donar más obras para la exposición.

En 1970 el pintor realizó una segunda donación consistente en más de 920 obras de estilos y técnicas diferentes. Las donaciones siguieron y el museo creció en importancia. En 1982 su viuda hizo entrega al museo de más de cuarenta piezas de cerámica. Al año siguiente, los herederos hicieron donación de 117 grabados. La colección se ha ido completando con diversas donaciones, tanto de particulares como de diversas galerías de arte.

La mayoría de las pinturas que se exponen en el museo corresponden al periodo comprendido entre 1890 y 1917. Destacan obras como Ciencia y caridad de 1897 o Arlequín de 1917. De la época posterior al periodo azul del artista, el museo dispone de muy pocas obras. La más destaca es la serie de Las Meninas, pintada en 1957.

La colección de grabados y litografías comprende básicamente el periodo comprendido entre 1962 y 1982. El propio Picasso entregó al museo una copia de cada una de sus obras producidas tras la muerte de Sabartés en 1968. Además, se incluyen algunas de las ilustraciones que el malagueño realizó para diversas ediciones de libros. La exposición del museo se completa con la cerámica, donada por Jacqueline Picasso, viuda del artista.

Los edificios que albergan la colección de obras de Picasso tienen también su propia historia. El palacio Aguilar, en el que se inauguró el museo, es un edificio construido en el siglo XIII. Perteneció a Berenguer Aguilar de quién tomó el nombre. Posteriormente, sus propietarios fueron diversos miembros de la burguesía catalana hasta que el edificio fue comprado por el Ayuntamiento de Barcelona en 1953. En el interior del palacio se encontraron restos de pinturas del siglo XIII que en la actualidad se exhiben en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Al ampliarse la colección, el museo también se tuvo que ampliar, utilizando diversos edificios anexos, todos ellos construidos en el siglo XIII. El museo ocupa un total de seis edificios ocupando un área de 10.628 m².

 

www.museupicasso.bcn.es

Museo Miró

La Fundación Joan Miró está situada en la ciudad de Barcelona y posee algunas de las obras más representativas de este pintor español. Contiene más de 10.000 piezas entre pinturas, esculturas y tapices. La colección se completa con diversos dibujos y bocetos.

La idea de crear la fundación nació en 1968 del propio Joan Miró que quería convertirla en un elemento que permitiera conocer las tendencias del arte contemporáneo. Además, quería así garantizar que sus obras estarían siempre al alcance del gran público. Se constituyó oficialmente en 1975 y su patronato estaba compuesta por miembros elegidos por el propio Miró. En la actualidad (2006), diversas administraciones públicas también forman parte del patronato. Gracias a las donaciones del artista y a las de particulares, la fundación se convirtió en una destacada muestra de las obras del pintor.

Fue inaugurada el 10 de junio de 1975 y se ubicó en la montaña de Montjuic, en un edificio obra del arquitecto Josep Lluís Sert, amigo personal del pintor. Sert lo concibió como un espacio abierto, con grandes terrazas y patios interiores que permitieran una correcta circulación de los visitantes del museo. El edificio se amplió en 1986 para dar cabida a la biblioteca y al auditorio.

La colección de la pinacoteca permite realizar un viaje a través de la vida artística de Miró, desde sus primeros esbozos hasta los cuadros de grandes dimensiones que caracterizan la última etapa de su vida. La exposición permanente está organizada en nueve espacios distintos, dedicando cada uno de ellos a una parte del arte de Miró. Así se encuentran espacios dedicados a la cerámica, los tapices, la escultura o la pintura.

Además, la fundación cuenta con un espacio, que lleva el nombre de Espai 13, dedicado especialmente a promover la obra de jóvenes artistas que experimentan con el arte. Se realizan también exposiciones temporales de obras de otros pintores. Además, la fundación realiza exposiciones itinerantes para dar a conocer la obra del artista catalán.

 

www.fundaciomiro-bcn.org

Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC)

El Museo Nacional de Arte de Cataluña (en catalán: Museu Nacional d'Art de Catalunya), también conocido por sus siglas MNAC, está situado en la ciudad de Barcelona (España). Destaca por su colección de arte románico considerada como una de las más completas del mundo.

El actual museo se constituyó en 1990 con la unión de las colecciones del Museo de Arte Moderno, creado en 1945, y el Museo de Arte de Cataluña, inaugurado en 1934. A las piezas procedentes de estos museos se les añadieron una nueva sección de numismática, otra de grabados así como los fondos de la Biblioteca General de Historia del Arte. Más tarde, en 1996, se añadió un nuevo departamento dedicado a la fotografía. En la actualidad (2006) el fondo del museo posee casi 250.000 obras en las diferentes colecciones. Además de las exposiciones temporales y de las itinerantes, el museo realiza también otras funciones como son las de estudio, conservación y restauración de obras de arte.

El MNAC es un consorcio constituido por la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y, desde principios de 2005, la Administración General del Estado.[1] En el patronato del museo están representadas, además de las administraciones públicas, los particulares y las entidades privadas que colaboran con el museo.

La sede principal se encuentra ubicada en el Palacio Nacional, edificio situado en la montaña de Montjuïc, inaugurado en 1929 con motivo de la Exposición Internacional celebrada en la Ciudad Condal. Además, otras tres instituciones forman parte del conjunto del museo: la Biblioteca Museo Víctor Balaguer de Villanueva y la Geltrú; el Museo Comarcal de la Garrotxa en Olot; y el Museo Cau Ferrat de Sitges.

 

El llamado Palacio Nacional se construyó para la Exposición Internacional de 1929, dedicado a una exposición de arte español con más de 5.000 obras procedentes de todo el territorio nacional. En su Salón Oval se efectuó la ceremonia de inauguración de la Exposición, presidida por Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia. El proyecto fue de Eugenio Cendoya, Enric Catà y Pere Domènech i Roura. Construido entre 1926 y 1929, tiene una superficie de 32.000 m2. Las cascadas y surtidores de la escalinata del Palacio fueron obra de Carles Buïgas, y se colocaron nueve grandes proyectores que aún hoy emiten unos intensos haces de luz que escriben el nombre de la ciudad en el cielo. La rapidez de la construcción y la modestia de los materiales explican que el edificio fuese acusando deficiencias en cuanto a consistencia, que requerirían importantes obras cuando fue adaptado como sede del MNAC (1934).

Su estilo arquitectónico puede definirse de ecléctico o de revival historicista según el gusto que predominaba en la época, especialmente en edificaciones con fines conmemorativos y grandilocuentes. Se fusionaron elementos del renacimiento y del barroco a fin de intentar combinar lo más típico y reconocible de España con el clasicismo que era norma en edificios públicos. Así, la cúpula central puede recordar a la basílica de San Pedro del Vaticano y a la catedral de San Pablo de Londres, mientras que las torres laterales son casi calcadas de la Giralda de Sevilla. Frente a estos elementos verticales de cierta armonía y ligereza, el cuerpo del edificio resulta macizo, con forma de cajón y sin apenas ventanas, lo que le da un efecto de cierta pesadez.

Curiosamente, esta aparente solidez no se correspondía con el interior, que fue acusando problemas de sustentación. La arquitecta italiana Gae Aulenti fue convocada, en los años 80, para atajar estos problemas y además para adaptar los amplios espacios interiores, de altos techos, a sus funciones como salas de exposiciones. Las obras se alargaron por complicaciones técnicas y se abordaron en varias fases, por lo que con motivo de las Olimpiadas de 1992 sólo pudo presentarse una prefiguración del futuro museo. Se dieron por concluidas en 2004, con las nuevas salas del siglo XIX y el depósito del Museo Thyssen-Bornemisza, al que se sumó en 2005 otro préstamo de obras de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

En su decoración —de estilo novecentista, contrariamente al clasicismo de la obra arquitectónica—, intervinieron diversos artistas: en escultura, Enric Casanovas realizó El Trabajo y La Religión en las pechinas del Salón de Pasos Perdidos, La Arqueología en la escalera de honor y Occidente en una de las cúpulas secundarias; Josep Dunyach fue autor de El Arte, en la escalera de honor, Oriente en otra de las cúpulas secundarias, y La Fuerza y La Ley en el Salón de Pasos Perdidos; Frederic Marès y Josep Llimona realizaron las estatuas ubicadas en la escalinata de acceso al Palacio. En pintura: Francesc d'Assís Galí realizó las pinturas al fresco de la cúpula central, Josep de Togores decoró el tambor de la cúpula, Manuel Humbert intervino en las pechinas, Josep Obiols en las lunetas, Joan Colom decoró el Salón del Té y Francesc Labarta el Salón del Trono.

www.mnac.cat

Font Magica de Montjuic

La Font màgica de Montjuïc(Fuente mágica de Montjuic), o simplemente llamada Font de Montjuïc (Fuente de Montjuic), está situada en la Avenida Maria Cristina, en Montjuic, (Barcelona). Es el elemento principal de un conjunto de juegos de luz y agua que se desarrolla en todo el eje desde el Palau Nacional hasta la Plaza de España, que incluye cascadas y estanques y, en la parte inferior, hileras de columnas luminosas a ambos lados de la avenida, hoy en día sustituidas por surtidores iluminados de proporciones parecidas y de mantenimiento más sencillo.

Fue construida con motivo de la Exposición Universal de 1929 por Carles Buïgas en el lugar donde estaban situadas las Cuatro Columnas de Josep Puig i Cadafalch derribadas en 1928.

Las obras de construcción duraron menos de un año.

En los años 80 se incorporó la música, y poco antes de los Juegos Olímpicos de 1992 se restauraron completamente.

Parc Güell

El Parque Güell (Park Güell en su denominación original) es un gran jardín con elementos arquitectónicos situado en la parte superior de la ciudad de Barcelona (España), en la vertiente que mira al mar de la montaña del Carmel, no muy lejos del Tibidabo. Ideado como urbanización, fue diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí, máximo exponente del modernismo catalán, por encargo del empresario Eusebi Güell. Construido entre 1900 y 1914, fue inaugurado como parque público en 1922. En 1984 la Unesco incluyó al Parque Güell dentro del Lugar Patrimonio de la Humanidad «Obras de Antoni Gaudí».

El Parque Güell es un reflejo de la plenitud artística de Gaudí: pertenece a su etapa naturalista (primera década del siglo XX), periodo en que el arquitecto perfecciona su estilo personal, inspirándose en las formas orgánicas de la naturaleza, poniendo en práctica toda una serie de nuevas soluciones estructurales originadas en sus profundos análisis de la geometría reglada. A ello añade el artista catalán una gran libertad creativa y una imaginativa creación ornamental: partiendo de cierto barroquismo sus obras adquieren gran riqueza estructural, de formas y volúmenes desprovistos de rigidez racionalista o de cualquier premisa clásica. En el Parque Güell desplegó Gaudí todo su genio arquitectónico, y puso en práctica muchas de sus innovadoras soluciones estructurales que serán emblemáticas de su estilo organicista y que culminarán en la Sagrada Familia.

Las Ramblas

La Rambla es el nombre de un emblemático paseo de la ciudad de Barcelona, que discurre entre la Plaza de Cataluña (en catalán Plaça de Catalunya), centro neurálgico de la ciudad, y el puerto antiguo.

El paseo está lleno de gente de día y hasta altas horas de la noche. Está jalonado de kioscos de prensa, flores y aves, actores callejeros, cafeterías, restaurantes y comercios. Cerca del puerto acostumbran a instalarse mercadillos, así como pintores y dibujantes. Paseando por La Rambla pueden verse varios edificios de interés, como el Palacio de la Virreina, así como el mercado de La Boquería y el famoso teatro de El Liceo (cat. El Liceu), en el que se representan óperas y ballets. Una de las calles laterales, de pocos metros de longitud, conduce a la Plaza Real (en catalán, Plaça Reial), una plaza con palmeras y edificios con soportales que acogen multitud de cervecerías y restaurantes, y en la que se reúnen los fines de semana los coleccionistas de sellos y de monedas.

El monumento a Colón, al final de La Rambla, Barcelona, España.

La Rambla recibe en sus diferentes tramos diversa nomenclatura, por lo que también es usual su denominación en plural: Las Ramblas (cat.Les Rambles). Desde la Plaza de Cataluña los diferentes tramos reciben los siguientes nombres: Rambla de Canaletes, Rambla dels Estudis, Rambla de Sant Josep, Rambla dels Caputxins, Rambla de Santa Mònica.

El paseo de La Rambla desemboca en el puerto antiguo (plaza Portal de la Paz), donde se ubica la célebre estatua de Cristóbal Colón, desde allí una amplia pasarela de paseo a la que se denomina Rambla de Mar lleva hasta la zona del Maremàgnum. Por el extremo de montaña y desde la Plaza de Cataluña, la trayectoria ascendente que sigue el paseo por el Eixample hasta encontrarse con la Avenida Diagonal recibe el nombre de Rambla de Cataluña, considerada un paseo independiente del que transcurre por Ciutat Vella.